Isabel I de Castilla, llamada «La Católica». Parte 3

La decisión de los príncipes de no rebelarse contra el rey que reconocían era, únicamente, la firmeza de una parte. La otra parte, la de Pacheco, bien pudo iniciar la guerra, porque tenía a la infanta Juana en su poder (“entregada a la Corte”, en realidad, a él) y sabía de las disensiones en el […]